Aclaran sobre el alcance de las normas de teletrabajo

En el día de hoy se publicó la resolución 142/2021, a través del cual se aclara sobre la aplicación del régimen de teletrabajo a las situaciones en las que, actualmente, el débito laboral se brinda de manera remota o no presencial.

Así, el decreto en cuestión distingue claramente tres supuestos de trabajo no presencial:

  1. La circunstancia de que los trabajadores se vean impedidos de cumplir con el deber de asistencia al lugar de trabajo y realicen las tareas en su domicilio en función de lo dispuesto por el Decreto 260/2021.
     

  2. Los casos en que el trabajo no sea prestado de manera presencial en función de tener el trabajador hijos en edad escolar o en los que la presencia del mismo en el hogar resulte indispensable para el cuidado de niños, niñas o adolescentes.
     

  3. Los casos en que el empleador hubiera decidido implementar el trabajo remoto en forma preventiva para minimizar los riesgos de contagio del virus COVID-19.
     

Para todos estos supuestos, la resolución dispone que ninguno de estos casos se podrá considerar encuadrado dentro de la ley de teletrabajo si no se celebra el acuerdo por escrito que exige el art. 7 de la ley 27.555. Cabe recordar que dicho artículo requiere, para la aplicación del régimen de teletrabajo, que ello sea voluntario y expresado por escrito.

 

Cabe señalar por último que la resolución en comentario, en su artículo 1, dispone que lo antedicho será “mientras se mantengan las restricciones y/o recomendaciones sanitarias dictadas por las autoridades nacionales, provinciales o locales”. Si bien ello podría llevar a pensar que el día que estas restricciones no existan podría alegarse la vigencia del régimen de teletrabajo, entendemos que ello no resulta correcto dado que, reiteramos, el art. 7 de la ley 27.555 requiere que la voluntad de acogimiento a esta modalidad de trabajo sea voluntaria y formalizada por escrito.