Dictan sentencia referente a la aplicación de la dispensa de trabajo presencial por hijo en edad escolar

Por el Dr. Lucas Battiston – Socio Director en ASB Abogados

A través de la sentencia de fecha 30 de diciembre de 2020 la sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, en autos “Spera, Jesica Lorena c. Inc S.A. s. medida cautelar” se pronunció sobre la reciente resolución 1103/2020 dictada por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

La sentencia de Cámara entendió que, en función del dictado de dicha resolución (que fuera publicada en el boletín oficial en fecha 24 de diciembre de 2020), a partir del 1 de enero de 2021 y por el lapso que se extienda el receso escolar de verano, la trabajadora que había iniciado la medida cautelar deberá retornar a su empleo. Cabe señalar que la actora había iniciado oportunamente una medida cautelar con el objeto de que su empleador reconociera el goce de la licencia prevista en el art. 3 de la resolución 207/2020. Debemos recordar que en función de dicha resolución se dispuso que mientras durara la suspensión de clases presenciales motivada por la pandemia de COVID 19, se consideraría justificada la inasistencia del progenitor o persona adulta responsable a cargo cuya presencia resultara indispensable para el niño, niña o adolescente. Si bien la resolución no indica expresamente que dicha justificación de inasistencia implica el pago del sueldo, la jurisprudencia y doctrina mayoritaria ha considerado que la justificación de la inasistencia implica el derecho al cobro del salario.

 

Esta medida cautelar fue acogida en primera instancia, siendo la misma apelada por la empresa.

 

La sentencia de Cámara entonces, a partir del dictado de la resolución 1103/2020 entendió que las razones de la trabajadora para no trabajar ya no están vigentes, al menos mientras dure el receso escolar, y así resolvió que corresponde que la trabajadora se reintegre a sus tareas hasta tanto finalice dicho receso.

 

Entendemos que la interpretación realizada por la sala interviniente resulta la más literal de la norma, aunque debe considerarse también que, en base a la última prórroga del distanciamiento social preventivo y obligatorio a través del decreto 1033/2020, se encuentra vigente el art. 24 del decreto 875/2020 (al menos hasta el 31 de enero de 2021) el cual dispone una causal de dispensa al trabajo autónoma de la que establece el art. 3 de la resolución 207/2020 "para aquellas personas cuya presencia en el hogar resulte indispensable para el cuidado de niños, niñas o adolescentes”.

 

En base a lo expuesto, más allá de que evidentemente no rige la dispensa de concurrir al trabajo durante el receso escolar, considerando la vigencia del art. 24 del decreto 875/2020, si la intención del empleador es requerir el trabajo presencial del trabajador deberá analizarse cada caso en concreto ya que, reiteramos, a nuestro criterio la causal del art. 24 del decreto 875/2020 podría considerarse como autónoma de la establecida en el art. 3 de la resolución 207/2020.

 

Recordamos que cualquier situación de abandono de trabajo requiere de un ánimo abdicativo por parte del trabajador, lo que sugiere que si ante la intimación a presentarse a cumplir tareas, el mismo alega tener un niño a su cuidado, en principio no se lo podría considerar incurso en dicha figura de extinción.

© 2020 Sitio creado por Barzza