Diversidad de género en sociedades, asociaciones y fundaciones

Mediante Resolución General 34/2020 de la Inspección General de Justicia (3/08/2020) se dispuso que las Asociaciones Civiles, Simples Asociaciones, Sociedades Anónimas bajo fiscalización, fundaciones y sociedades del estado, que se constituyan a partir de la fecha, deberán incluir en su órgano de administración y para el caso que corresponda, de administración, una composición que respeta la diversidad de género.

 

Sujetos alcanzados

La obligación alcanza a exclusivamente al ámbito de la Inspección General de Justicia (Ciudad de Buenos Aires), para las siguientes personas jurídicas:

·       Asociaciones Civiles en proceso de constitución;

·       Simples asociaciones que soliciten su inscripción en el registro voluntario;

·       Sociedades anónimas de economía mixta

·       Sociedades anónimas que realicen operaciones de capitalización, ahorro o en cualquier forma requieran dinero o valores al público            con promesas de prestaciones o beneficios futuros;

·       Sociedades anónimas que exploten concesiones o servicios públicos

·       Sociedades anónimas controlantes de o controladas por alguna de las sociedades mencionadas.

 

Obligación

En tal caso, deberán en sus contratos constitutivos establecer una composición del Directorio, órgano de Administración o de fiscalización, integrado por la misma cantidad de miembros femeninos que de miembros masculinos. Cuando la cantidad de miembros a cubrir fuera de número impar, el órgano deberá integrarse de forma mixta, con un mínimo de un tercio de miembros femeninos.

Excepciones

Se establece expresamente la posibilidad de solicitar un pedido expreso, debidamente fundado, para exceptuar el cumplimiento de esta obligación, sea de forma total, parcial, transitoria o definitiva, en la medida que se fundamente en circunstancias singulares, extraordinarias, atendibles y objetivas, derivadas de sus antecedentes constitutivos y/o tipo de conformación y/o de la actividad social tendente a la consecución de su objeto.

Uso del nombre

Adicionalmente se ha permitido que en las gestiones societaria registrables, no sea obligatorio el uso del nombre, pudiendo utilizarse un sistema que combine las iniciales del nombre, el apellido completo, día y año de nacimiento y número de documento y el nombre de pila elegido por razones de identidad de género del interesado.

Memoria

Asimismo se ha establecido una nueva obligación para los administradores, que deberán incluir en adelante en la Memoria una descripción de la política de género aplicada en la relación al órgano de administración, incluyendo sus objetivos, las medidas adoptadas, la forma en la que se han aplicado, en particular, los procedimientos para procurar en el órgano de administración un número de mujeres que permita alcanzar una presencia equilibrada de mujeres y hombres.

Obligaciones para las entidades Civiles

De forma particular, se ha dispuesto asimismo que el área de Fiscalización de Entidades Civiles, podrá examinar los reglamentos internos de las asociaciones civiles relativos al uso de bienes sociales y acceso a servicios por parte de asociados y terceros, a fin de evaluar su contenido en orden a la existencia o no en ellos de previsiones que admitan o posibiliten discriminaciones arbitrarias, de cualquier índole y/o limitaciones de los derechos a los beneficios contemplados en dichos reglamentos, por razones de sexo, nacionalidad, creencias religiosas y políticas, edad, raza, condición social y cualquier otra situación análoga.

Conclusión

Con independencia de la legalidad o constitucionalidad de la Resolución General dispuesta por la Inspección General de Justicia (en cuanto a si resulta una facultad legislativa legítima o extralimitada) o discusiones posibles en torno al acierto o desacierto de la política adoptada, lo cierto es que sugerimos a las personas jurídicas involucras evaluar de forma particular el ámbito de aplicación y los eventuales efectos jurídicos, intentando en lo posible adecuar sus previsiones estatutarias o reglamentarias.

 

Y en todo caso, tener presente la posibilidad de pedir excepciones a la obligatoriedad del régimen, fundadas en razones objetivas que así lo justifiquen, con la finalidad de evitar sanciones y/o denuncias, y mantener su actuar societario de un modo orgánico a las disposiciones de aplicación.

 

Es altamente probable que la Provincia de Buenos Aires, también incorpore políticas de diversidad de género para Sociedades, Asociaciones y Fundaciones, y que otras jurisdicciones vayan implementando normativas o recomendaciones similares.

© 2020 Sitio creado por Barzza