El estado de California lanza proyecto de ley para que las empresas basadas en aplicaciones traten a sus trabajadores como empleados

Aprobaron un proyecto de ley histórico que exige que compañías como Uber y Lyft traten a los trabajadores contratados como empleados

Los legisladores del estado de California (USA) aprobaron un proyecto de ley histórico que exige que compañías como Uber y Lyft traten a los trabajadores contratados como empleados. A partir del proyecto aprobado, las apps de transporte tendrán que dejar de lado la clasificación de los choferes como trabajadores independientes, brindándoles así todos los derechos que les corresponden por ley.

El proyecto de ley fue aprobado en una votación de 29 a 11 en el Senado del Estado y se aplicará a las empresas basadas en aplicaciones, a pesar de sus esfuerzos por negociar una exención. Según la medida, que entraría en vigencia el 1 de enero de 2020, los trabajadores deben ser designados como empleados en lugar de contratistas si una compañía ejerce control sobre cómo realizan sus tareas o si su trabajo es parte del negocio regular de una compañía. 

Claramente, el proyecto de ley puede influir en otros estados, y existe una coalición de grupos laborales que está impulsando una legislación similar en Nueva York, y proyectos de ley en el estado de Washington y Oregón que eran similares a los de California pero que no avanzaron podrían ver un impulso renovado. La ciudad de Nueva York aprobó un salario mínimo para los conductores de transporte el año pasado, pero no los calificó como empleados.

En California, la legislación afectará al menos a un millón de trabajadores que han estado en el extremo receptor de una tendencia de trabajo de subcontratación y franquicias de décadas, lo que hace que las relaciones entre empleadores y trabajadores sean más fáciles. Muchas personas han sido empujadas al estado de contratista sin acceso a protecciones básicas como un salario mínimo y seguro de desempleo. Los conductores de transporte, mensajeros de entrega de alimentos, conserjes, trabajadores de salones de uñas, trabajadores de la construcción y propietarios de franquicias ahora podrían ser reclasificados como empleados.

Entendemos que esto debe ser tomado como ejemplo por nuestro país y, de esta forma, avanzar sobre la regulación de estas nuevas modalidades de trabajo. Resulta evidente que intentar “meter a presión” bajo el esquema que estructura la Ley de Contrato de Trabajo a formas de trabajo que siquiera pudieron haber sido imaginadas por el Dr. Centeno (autor de la Ley de Contrato de Trabajo en el año 1974) no es una solución para estas prestaciones que vienen de la mano de la nueva economía.

© 2020 Sitio creado por Barzza