Exigibilidad de pago del bono anual

El empleado había renunciado a la empresa, negándose la empleadora a pagar el bono anual bajo el argumento de que el empleado no había cumplido con los requisitos impuestos

En la causa “Chababo, Patricio Jaime c/ Shell CAPSA s/ otros reclamos” la sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo condenó a la empresa al pago del bono anual a un directivo.

En este caso, el empleado había renunciado a la empresa, negándose la empleadora a pagar el bono anual bajo el argumento de que el empleado no había cumplido con los requisitos impuestos en la reglamentación interna que regulaba la política de pago.

Producida la prueba, resultó que la demandada no puso a disposición del perito contador las constancias para verificar el pago en años anteriores del bono en cuestión, ni tampoco puso a disposición la política de pago de dicho bono (ya que la exhibida al perito era de una fecha posterior a la del bono que se reclamaba). A la luz de estas circunstancias, el tribunal decidió confirmar la sentencia de grado y por ende condenar a la demandada al pago del bono reclamado, como así también al pago del pago del proporcional del bono correspondiente al año de renuncia.

Los jueces expresaron en su fallo que “… La exempleadora no aportó a la perito contadora ningún tipo de documentación o información como para acreditar la política respecto del pago del bonus reclamado por Chababo con anterioridad al año 2011, ni las condiciones que, efectivamente, se tuvieron en cuenta para su oportuno otorgamiento al actor, así como para no abonarle la gratificación en el período reclamado en autos. A fs. 513 (ver Punto vii), la perito contadora sostuvo que “la demandada no ha exhibido manual de procedimiento ad hoc o ejemplares instructivos u otra documental, de los cuales surjan qué requisitos condicionaban el pago del concepto Perfomance Bonus y Perfomance Bonus EBAS efectuados en los periodos que el actor prestó servicios en el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y la República Federativa del Brasil. Al no exhibir dicha documental, no permite definir la sujeción de dichos pagos la perfomance objetiva del actor como tampoco es posible acompañar copias ni definir qué criterios se aplicaron al resultante como pago de ese concepto al actor durante toda la relación laboral… Tales circunstancias generan una muy grave presunción contraria a la postura de la demandada y favorable a la versión del actor, sobre todo, si se tiene en cuenta que, al ser la accionada quién se encontraba en mejores condiciones para acreditar las condiciones generales y particulares para acceder al bonus anual; y, en su caso, que estas no alcanzaban al actor, pesaba sobre ella, mediante una distribución dinámica del onus probandi, acreditar las circunstancias en que basó su defensa…”

Lo interesante del fallo es que sienta las bases para instrumentar correctamente el pago de un bono anual. Del mismo surge que es indispensable el diseño de una política de pago clara, con pautas objetivas de devengamiento y le necesidad de que todo ello sea notificado de manera fehaciente al empleado. La sentencia también deja un interesante apunte en lo referente a la importancia de una correcta atención al perito contador, en el caso particular, dado que la reticencia en la entrega de información a dicho experto es lo que motivó parte de la condena, aplicando el tribunal, ante la falta de prueba, el plenario “Piñol” (el cual establece que “… Las gratificaciones otorgadas en forma habitual dan derecho, en principio, a reclamar su pago en períodos sucesivos y, por consiguiente, autorizan a recurrir a la vía judicial para exigirlas compulsivamente; salvo que se acredite, por quien lo afirma, que reconocieron como causa servicios extraordinarios o que no se hayan cumplido las condiciones sobre cuya base se liquidaron en otras oportunidades”).

Como puede apreciarse, la única manera de que no se aplique de manera lineal el plenario es que respalde el pago del bono con una política clara de parámetros y devengamiento del mismo, resultando necesario que luego ello sea debidamente acreditado ante un eventual juicio. Reiteramos por ende la importancia que debe darse en este tipo de reclamos a la pericia contable, siendo imprescindible el debido asesoramiento jurídico al momento de recibir al perito y entregar la información necesaria para su dictámen.

© 2020 Sitio creado por Barzza