Existencia de una relación de trabajo entre familiares

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo -  Sala I
Fecha de Resolución: 17 de Septiembre de 2019


La Sala I de la CNAT, integrada por las Dras. María Cecilia Hockl y Gabriela Alejandra Vázquez compartieron fundamentos y conclusiones, confirmando asimismo lo resuelto por el Magistrado de Grado, al tener por acreditada la existencia de la relación de trabajo entre sobrino y tío, toda vez que consideró que la prestación de servicios había quedado acreditada mediante la prueba testifical, por lo que se activó la presunción del art. 23 de la LCT, que no fue desvirtuada por el demandado.

 

En el caso en cuestión, el accionante, sobrino del demandado, ingresó a trabajar a las órdenes de su tío, quien explota un taller de bordado, cumpliendo funciones como operario de una de las máquinas bordadoras, dentro de un horario que se prolongaba durante 12 horas diarias, siéndole reconocido un salario por debajo del mínimo del convenio colectivo de trabajo aplicable a la actividad del último. De tal forma, además de no ser registrado, el tío le reconoció salarios muy por debajo de lo que disponían las escalas salariales vigentes por entonces.

 

Luego que el actor reclamó a su tío el registro del vínculo, éste último le negó tareas, lo que motivó la intimación formal de aquel a que regularizara la relación de trabajo, mereciendo el rechazo del accionado, provocando el despido indirecto dispuesto por el sobrino.

 

En oportunidad de replicar la acción incoada, el demandado negó la existencia de la relación laboral y solicitó el rechazo de la acción, además de las diferencias salariales y las horas extraordinarias reclamadas por el sobrino, extremo que no fue acreditado en la causa.

 

Analizadas las pruebas rendidas en la causa, los Magistrados confirmaron la admisión de la demanda laboral al estar acreditado que el actor prestaba servicios en el establecimiento de propiedad del demandado (art. 23 , Ley de Contrato de Trabajo), y entendieron que si bien uno de los testigos propuestos por el demandado refirió “que la relación entre el actor y la demandada era relación de tío sobrino y alguna vez lo ha visto en la fábrica… “,  y “…que el actor no realizaba nada cuando lo veía en la fábrica…”, ello no resultó suficiente para desvirtuar la presunción mencionada, toda vez que del hecho de que el actor y el demandado tengan una relación de parentesco o que cuando el testigo lo vio en la fábrica éste “no realizaba nada”, no puede derivarse lógicamente la ausencia de una relación de trabajo.

 

El demandado, incluso, interpuso Recurso Extraordinario Federal, el cual, fue denegado el 7/11/2019.

Autos: “Rosello Nahuel Alejandro c/ Rosello Echenique Leonardo Gabriel s/ Despido” Expte. 72.364/2015. Juzgado Nacional de Primera Instancia del Trabajo Nro. 66.

© 2020 Sitio creado por Barzza