Impuesto a la “riqueza” - Ley 27.605

Por el Dr. Alejandro Lareo – Socio en ASB Abogados

El objetivo de esta nota es actualizar el estado de esta nueva obligación para ciertos contribuyentes. Hasta el día de hoy, 28 de enero de 2021, el gobierno no ha dictado la reglamentación para aclarar y para tornar operativo el pago de este supuesto impuesto, lo que resulta llamativo.

 

No está claro si la omisión es por falta de argumentos, por recapitulación o por consejo de instituciones extranjeras. Lo cierto es que, al día de hoy los contribuyentes, aún los que ya no lo son después del 31 de diciembre del 2019, agregan una incertidumbre más a su panorama de acoso fiscal.

 

¿Y qué puedo decir al respecto? Recomiendo ir preparando la documentación y a nuestros consejeros para la impugnación del pago de este gravamen que luce, a primera y segunda vista, inconstitucional por las razones que ya habrán visto en una serie de múltiples publicaciones. Dichas publicaciones destacan el avasallamiento de derechos como la igualdad, razonabilidad, irretroactividad de la ley y confiscatoriedad (figura a la que ha recurrido en los últimos años la Corte Suprema de Justicia de la Nación para descalificar por inconstitucional a distintas normas dictadas por el Congreso de la Nación). También habrán visto otras, donde se habla de proyectos sobre repatriación, como aportes de capital a empresas, y otros sobre la supuesta aparición de un pago a cuenta compulsivo con la posibilidad de sufrir embargos antes de la posibilidad de discusión de los supuestos contribuyentes. 

 

Ahora bien, es correcto conocer lo que pueda ocurrir, pero la idea es estar preparados en el modo de plantear la inconstitucionalidad y diferir el pago o no pago hasta que un juez de la Nación dicte una sentencia que dirima esta cuestión. Dependiendo de la situación particular de cada contribuyente las vías procesales (tanto administrativas como judiciales) serán distintas. Por este motivo, insisto que vuestra y nuestra tarea es ir preparando la documentación y consultar con nuestras personas de confianza para estar preparados para plantear nuestras defensas inmediatamente aparecida la reglamentación.