Medidas de prevención: Impacto en las relaciones laborales.

Las nuevas medidas de prevención COVID-19 anunciadas públicamente por el Poder Ejecutivo Nacional, se han instrumentado en el día de la fecha mediante Decreto 334/2021.

En los hechos, implican una prórroga de todas las medidas vigentes (ver al respecto https://www.asbabogados.com.ar/nuevas-medidas-prevencion-mayo-2021 ) hasta el 31/05/2021 y para los días 5/06 y 6/06, con las siguientes modificaciones sustanciales en torno a la modalidad de las actividades económicas en las zonas consideradas de ALTO RIESGO EPIDEMIOLÓGICO o de ALARMA EPIDEMIOLÓGICO:

a) Obligación de instrumentar la modalidad laboral por teletrabajo.

 

b) Suspensión del deber de presencialidad de los trabajadores, salvo para las actividades expresamente autorizadas.

 

c) Restricción de los horarios de circulación de 18.00 a 6.00hs.

Será importante analizar las recomendaciones, autorizaciones y regulaciones específicas de cada jurisdicción para evaluar el impacto en la actividad de cada empresa y las modalidades permitidas.

Las siguientes pautas son establecidas para las actividades económicas a desarrollarse en lugares considerados de ALTO RIESGO EPIDEMIOLÓGICO o de ALARMA EPIDEMIOLÓGICA. Para los departamentos o partidos de BAJO RIESGO EPIDEMIOLÓGICO serán de aplicación las medidas de prevención general vigentes.

 

I) SUSPENSIÓN DE LA PRESENCIALIDAD.

Se suspende el deber de asistencia a los establecimientos de todas las actividades que no sean consideradas esenciales o autorizadas, encontrándose obligado el empleador a establecer la modalidad de teletrabajo cuando fuera posible.

El Decreto establece de forma expresa la suspensión de la presencialidad en “las actividades económicas, industriales, comerciales, de servicios, culturales, deportivas, religiosas, educativas, turísticas, recreativas y sociales”,  obligando a la modalidad de teletrabajo cuando ello fuera posible.

Lamentablemente no interpreta ni especifica el criterio de “posible”, de tal modo que deberá interpretarse la posibilidad en el marco de la buena fe contractual, y en tal sentido podemos especificar algunos criterios que admiten la imposibilidad de implementar la situación de teletrabajo, sin perjuicio de analizar cada caso concreto:

  • Cuando en razón de la naturaleza de las tareas, su modalidad no admita una prestación de trabajo no presencial.

  • Cuando en razón de la dinámica y estructura de la empresa, no existieren los recursos suficientes – ni materiales, ni técnicos – que permitan la implementación de la modalidad de teletrabajo, de forma total o parcial.

Pareciera discutible – o por lo menos podría generar ciertas contingencias – la decisión del empleador fundada en oportunidad o conveniencia (es decir que pudiendo instrumentar la modalidad de teletrabajo opte por suspender su actividad económica), salvo que pueda fundarse en situaciones de fuerza mayor o de excesiva onerosidad.

Por otro lado, deberemos tener presente que aquellas actividades que, con fundamento en las restricciones impuestas, se encuentran en un cese de actividad o en una disminución notoria de trabajo, podrán aplicar el régimen de suspensiones en los términos del Art. 223 Bis L.C.T., conforme a las condiciones convencionales dispuestas para cada actividad.

II) PRESTACIÓN NO REMUNERATIVA.​​

Cuando no fuera posible instrumentar la modalidad de teletrabajo, el empleador podrá reconocer una prestación de carácter No Remunerativa equivalente a su remuneración habitual neta de aportes y contribuciones al sistema de seguridad social,  manteniendo los aportes personales y las contribuciones patronales correspondientes a la Obra Social y al INSTITUTO NACIONAL DE SERVICIOS SOCIALES PARA JUBILADOS Y PENSIONADOS -INSSJP- (Leyes Nros. 19.032, 23.660 y 23.661).

Al respecto, realizamos las siguientes aclaraciones:

a) Cuando el trabajador se encuentre en modalidad de teletrabajo, deberá percibir su remuneración habitual.

b) Cuando no sea posible implementar la modalidad de teletrabajo, el empleador podrá reconocer – de forma proporcional a los días que dure la dispensa forzosa de la presencialidad – una prestación No Remunerativa, equivalente al salario neto, que en su caso sugerimos liquidar bajo el concepto “Prestación No Remunerativa Dec. 334/2021”.

c) Cuando el empleador resuelva la suspensión parcial o total de su actividad (de manera fundada), podrá aplicar el régimen de suspensiones del Art. 223 Bis L.C.T. con las reducciones salariales autorizadas por convención colectiva (en los casos de acuerdos de suspensión sectorial vigente) o en su caso, reconociendo como mínimo un 75% del salario neto, e impulsando las instancias administrativas y legales necesarias para implementar el régimen de suspensiones.

 

III) ACTIVIDADES ECONÓMICAS AUTORIZADAS.

Las siguientes actividades económicas, con autorización o sin autorización de uso de transporte público, se encuentran autorizadas a mantener la presencialidad conforme a los aforos autorizados y protocolos de prevención vigentes.

A) CON USO DE TRANSPORTE PÚBLICO:

 

  • Fuerzas de seguridad, fuerzas armadas, actividad migratoria, Servicio Meteorológico Nacional, bomberos y control de tráfico aéreo.

  • Autoridades superiores de los Gobiernos Nacional, Provinciales, Municipales y de la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES; y los trabajadores convocados por las respectivas autoridades.

  • Poder legislativo y las dotaciones de personal que dispongan sus autoridades respectivas.

  • Poder judicial: Integrantes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y las dotaciones de personal que dispongan las autoridades correspondientes.

  • Personal diplomático y consular extranjero

  • Personas que deban asistir a otras con discapacidad, a familiares que necesiten asistencia, a personas mayores, a niños, a niñas o a adolescentes.

  • Personas que deban atender una situación de fuerza mayor.

  • Personas afectadas a la realización de servicios funerarios, entierros y cremaciones.

  • Personas afectadas a la atención de comedores escolares, comunitarios y merenderos.

  • Personal que se desempeña en los servicios de comunicación audiovisuales, radiales y gráficos.

  • Personal afectado a la obra pública y a tareas de seguridad en demoliciones.

  • Supermercados mayoristas y minoristas y comercios minoristas de proximidad, de alimentos, higiene personal y limpieza. Farmacias. Ferreterías. Veterinarias. Provisión de garrafas.

  • Actividades vinculadas a la cadena de valor e insumos de la industria de la alimentación; de higiene personal y limpieza; de equipamiento médico, medicamentos, vacunas y otros insumos sanitarios

  • Actividades vinculadas con la producción, distribución y comercialización agropecuaria y pesca.

  • Actividades de telecomunicaciones, internet fija y móvil; servicios digitales y las actividades de mantenimiento de servidores.

  • Actividades vinculadas con el comercio exterior.

  • Recolección, transporte y tratamiento de residuos sólidos urbanos, peligrosos y patogénicos.

  • Mantenimiento de los servicios básicos (agua, electricidad, gas, comunicaciones, etc.) y atención de emergencias.

  • Transporte público de pasajeros, transporte de mercaderías, petróleo, combustibles y GLP.

  • Reparto a domicilio de alimentos, medicamentos, productos de higiene, de limpieza y otros insumos de necesidad.

  •  Servicios de lavandería.

  • Servicios postales y de distribución de paquetería.

  • Servicios esenciales de vigilancia, limpieza y guardia.

  •  Guardias mínimas que aseguren la operación y mantenimiento de Yacimientos de Petróleo y Gas, plantas de tratamiento y/o refinación de petróleo y gas, transporte y distribución de energía eléctrica, combustibles líquidos, petróleo y gas, estaciones expendedoras de combustibles y generadores de energía eléctrica.

  • Sociedad del Estado Casa de Moneda, servicios de cajeros automáticos, transporte de caudales. Actividad bancaria con atención al público, exclusivamente con sistema de turnos.

  • Las autoridades de la Comisión Nacional de Valores podrán autorizar la actividad de una dotación mínima de personal y la de sus regulados en caso de resultar necesario.

  • Operación de Centrales Nucleares. Hoteles afectados al servicio de emergencia sanitaria. Operación de aeropuertos. Operación de garajes y estacionamientos con dotaciones mínimas.

  • Inscripción, identificación y documentación de personas

  • Prestaciones profesionales a domicilio destinadas a personas con discapacidad.

  • Establecimientos para la atención de personas víctimas de violencia de género. Guardias médicas y odontológicas. Atención médica y odontológica programada con sistema de turno previo. Laboratorios de análisis clínicos y centros de diagnóstico por imagen, con sistema de turno previo.

  • Traslado de niños, niñas y adolescentes para vinculación familiar

  • Personal de la ADMINISTRACIÓN NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL -ANSES

  •  Personas que deban concurrir a vacunarse con su acompañante, si fuere necesario.

 

B) SIN USO DE TRANSPORTE PÚBLICO.

 

  • Industrias que se realicen bajo procesos continuos cuya interrupción implique daños estructurales en las líneas de producción y/o maquinarias.

  • Retiro de alimentos en locales gastronómicos de cercanía.

  • Producción y distribución de biocombustibles.

  • Exploración, prospección, producción, transformación y comercialización de combustible nuclear

  • Servicios esenciales de sanitización, mantenimiento, fumigaciones y manejo integrado de plagas.

  • Actividades vinculadas con la producción, distribución y comercialización forestal y minera. Actividades vinculadas a la protección ambiental minera.

  • Talleres para mantenimiento y reparación de automotores y motocicletas exclusivamente para transporte público, vehículos de las fuerzas de seguridad y FFAA, vehículos afectados a las prestaciones de salud y al personal con autorización para circular, conforme la normativa vigente. Talleres para mantenimiento y reparación de bicicletas. Ventas de repuestos, partes y piezas para automotores, motocicletas y bicicletas, únicamente bajo la modalidad de entrega puerta a puerta.

  • Establecimientos que desarrollen actividades de cobranza de servicios e impuestos.

  • Personas que deban trasladarse para realizar viajes al exterior.

  • Venta de mercadería ya elaborada de comercios minoristas a través de plataformas de comercio electrónico, venta telefónica y otros mecanismos que no requieran contacto personal con clientes y únicamente mediante la modalidad de entrega a domicilio o retiro. En ningún caso podrán abrir sus puertas al público.

  • Industrias que realicen producción para la exportación.

 

 

Todas las personas exceptuadas conforme este artículo, deberán portar el “Certificado Único Habilitante para Circulación - Emergencia COVID-19” que las habilite a circular.

Los desplazamientos de las personas exceptuadas deberán limitarse al estricto cumplimiento de la actividad autorizada.