Procedencia del despido indirecto

Procedencia del despido indirecto y diferencias salariales ante la exclusión del convenio colectivo aplicable.

Recientemente en autos “Fernandez María Carolina c/ La Fortezza Sudamericana S.A. y otro s/ Despido”, la Sala VI de la CNAT confirmó la Sentencia de Grado que dispuso hacer lugar a la pretensión de la trabajadora, considerando ajustado a derecho el despido indirecto en que se colocó, tras denunciar, entre las injurias planteadas, la ilegal exclusión del convenio colectivo aplicable.

 
Así, se resolvió que “… la calificación como “personal fuera de convenio” sustentada incluso en el monto de la remuneración superior a los mínimos convencionales vigentes, el otorgamiento de beneficios adicionales no previstos en la convención declarada aplicable y la ejecución de tareas de cierta importancia carecen de relevancia, toda vez que la decisión de abonar salarios mayores a los mínimos convencionales y de otorgar prestaciones adicionales que se encuentran expresamente previstas en la ley de contrato de trabajo, resulta una conducta voluntaria y unilateral de la empleadora, y no constituyen razones válidas que justifiquen la exclusión de la dependiente de las normas que rigen el convenio colectivo aplicable a su actividad. La índole de las tareas desempeñadas tampoco habilita la calificación de “personal fuera de convenio” cuando no se trata de funciones jerárquicas o de dirección”.

En el caso, la empresa accionada se limitó a expresar que el encuadramiento de la actora como “fuera de convenio” no implicó perjuicio económico alguno para la misma, no alegando ni probando siquiera, que existieran razones objetivas para excluirla del encuadre convencional. Asimismo, lejos de configurar el supuesto especial sostenido por la empresa, no se advirtió tampoco la existencia de alguna ventaja patrimonial a favor de la dependiente.


A raíz de esto último, y acreditado en autos que las funciones de la actora encuadraban en lo dispuesto en el art. 13 del CCT 130/75 (administrativa F – Encargado de Primera o Jefe de Segunda-), prosperaron las diferencias salariales reclamadas.


Por ello, también fue condenada la persona física accionada, miembro del Directorio y Vicepresidente de la sociedad demandada, extendiéndole la responsabilidad.

© 2020 Sitio creado por Barzza