Ratifican el deber de pago de salario a los empleados dispensados

de prestar tareas por tener a su cargo el cuidado de hijos en edad escolar

En un reciente fallo, la sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, en autos “Magaz, Estela Noemí c. Lema y Lopez José A. y Lema Bouzada Sociedad de Hecho y otros s. Medida cautelar” (del 23/10/2020) se resolvió otorgar como medida cautelar a favor de la empleada su derecho al cobro del salario pese a no cumplir con su débito laboral.

En el caso, la actora dejó de prestar tareas a partir de la decisión del Gobierno de suspender el dictado de clases, argumentando que tiene dos hijos menores de edad que concurren a la escuela. A raíz de ello, la empleadora entendió que no le correspondía el pago de salario alguno y por ende dejó de pagar el sueldo a partir del mes de marzo de 2020.

 

La actora inició entonces una medida cautelar solicitando se obligue a los demandados a abonarle el salario mientras dure la situación de suspensión del ciclo lectivo. En función de ello, fundó su acción en el art.8 del decreto de necesidad y urgencia 297/2020, que dispone el derecho del trabajador al goce íntegro de sus ingresos habituales en los términos que define el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. Dicho decreto fue reglamentado por el Ministerio, en lo que interesa a los efectos del presente fallo, a través del dictado de la resolución 207/2020 el cual dispone en su artículo 3 que durante la vigencia del aislamiento social preventivo obligatorio, y mientras dure la suspensión de clases establecida por la resolución 108/2020 del Ministerio de Educación, se considera justificada la ausencia del progenitor o persona adulta a cargo del cuidado del niño.

 

En base a ello, la sala actuante resolvió que: “… el análisis de los elementos colectados digitalmente acreditan “prima facie” los hechos en los que se funda la pretensión cautelar, esto es, que la actora presta servicios para los demandados en un establecimiento sito en esta ciudad (recibos de sueldo), que reside en la provincia de Buenos Aires (DNI) y es progenitora de dos hijos menores (partidas de nacimiento acompañadas) quienes están a su cargo y cuidado y resulta ser su responsable legal y del hogar, en tanto, dejó de percibir sus haberes en el mes de marzo/2020 (v intercambio telegráfico transcripto y acompañado digitalmente) cuando –en principio- se encontraría incursa en la situación prevista en el art. 3º de la Res. MTEySS Nº 207/2020 respecto de la exención de prestar servicios y mientras continúe la suspensión de clases dispuesta por la Res. Nº 108/2020 del Ministerio de Educación y justificadas sus inasistencias…”. Para luego concluir que: “… El escenario descripto acredita suficientemente los requisitos ineludibles para la viabilidad de una medida precautoria como la pretendida por la actora, para tener por configurada la “verosimilitud en el derecho” y el “peligro en la demora” y que resulta de la circunstancia que dejaron de abonarle a la actora su salario desde el mes de marzo de este año -de neto carácter alimentario- y que implican que se deba adoptar una medida urgente a fin de evitar perjuicios mayores y requiere la inmediata protección por encontrase eventualmente a cargo de dos hijos menores y ser el sostén familia…”.

Consideramos este fallo de importancia dado que aclara que la “justificación de ausencia” que prevé la resolución 207/2020 debe entenderse más bien como una dispensa de trabajo, devengando de esta manera el derecho al cobro del salario. Cabe recordar que los días posteriores al dictado de la resolución algunas opiniones sostuvieron que la justificación de ausencia que preveía la resolución en comentario no implicaba el derecho al cobro del salario[1]. Cabe preguntarse asimismo qué ocurrirá cuando finalice el ciclo lectivo, dado que a partir de ese momento la justificación de ausencia con base en la resolución 108/2020 del Ministerio de Educación ya no podrá utilizarse como justificación para que sea aplicada la resolución 207/2020 del Ministerio de Trabajo, pese a lo cual es obvio que los niños menores continuarán al cuidado de los padres en su casa.

A los fines de evitar situaciones de conflicto, sería deseable que el Poder Ejecutivo dicte alguna norma aclaratoria al respecto.

 

 

[1] Ver en tal sentido opinión del Dr. Julián De Diego en https://dediego.com.ar/2020/03/18/labornet-nro-885-sector-privado-resolucion-n-207-2020-ministerio-de-trabajo-empleo-y-seguridad-social-mtess-suspension-del-deber-de-asistencia-al-lugar-de-trabajo-ampliacion-de/

© 2020 Sitio creado por Barzza